Ex-Banco Central de Tucumán
/

  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO

Ex-Banco Central de Tucumán

Recontextualizar

Intervenir en el Edificio del Ex Banco Nación implica comprender el contexto sobre el cual el edificio supo traspasar el paso del tiempo en su centenaria historia desde su concepción. Una ciudad en continua transformación, sometida a procesos de construcción y destrucción permanente, expuesta a la mutación del paisaje, al borrado de los límites entre lo natural y artificial, hiperconectada, atravesada por infraestructuras en desuso, por flujos permanentes, sometida a procesos de descentralización y a la desertización de sus centros históricos, poblada de áreas desvastadas sin identidad, capaz de perecer al paso del tiempo y ante las inclemencias climáticas, cargada de memoria y con un potencial latente único.

Sobre estas bases el nuevo Centro Cultural se concebirá a partir de considerar sus elementos constitutivos materiales e inmateriales de las preexistencias y su contexto.

Se establecerán las relaciones formales necesarias para incorporar el nuevo programa (Centro Cultural Plurifuncional y Edificio de Oficinas) a través de un sencillo edificio capaz de albergar oficinas y auditorio en un único objeto que ordenará a su vez el vacío generado mediante su ubicación en relación al conjunto.

El vacío concebido a partir de la extensión de los límites internos de la caja existente, lejos de desvirtuar su esencia, potenciará sus elementos constitutivos, columnas, barandas, cerramientos y muros existentes se presentarán como objetos expuestos conformando y caracterizando el nuevo vacío.

El auditorio suspendido en el vacío al igual que la nueva escalera de acceso a la sala perseguirán liberar el nivel ¨noble¨ buscando extender los límites hasta el nuevo patio que aumentará la profundidad de planta y brindará la luz necesaria al espacio concebido, conformando una extensión como lugar de exposiciones exteriores sobre el mencionado nivel.

Un uso intensivo y extensivo de los niveles preexistentes se realizará incorporando el acceso público a la terraza del complejo, intentando recuperar el espacio mediante el nuevo lugar de exposición exterior, conformando y contemplando el propio paisaje.

La torre y el jardín formarán parte constitutiva del paisaje mediante la utilización de materiales sensibles en su comportamiento a las condiciones del entorno y sus variaciones, que se verán expuestas en termopaneles de vidrio en sus frentes y termopaneles metálicos de tonalidad cobrizos en sus extremos, materiales que perseguirán el ahorro energético en su concepción y utilización.

El antiguo edificio se presentará como plataforma y basamento sobre el cual la torre se ubicará ligeramente desplazada hacia atrás respecto de la línea edificatoria. Refuerzos estructurales se realizarán sobre los muros de cerramiento perimetrales del edificio existente (basamento) a los efectos de preservar su integridad ante las condiciones sísmicas del entorno.

La torre y el basamento conformarán un nuevo conjunto provisto de una estética mestiza producto de la operación con diversas tecnologías a lo largo del tiempo en su concepción.

Todas las operaciones e intervenciones perseguirán recontextualizar las preexistencias y dotarlas en su conjunto de potencial para afrontar las necesidades futuras y contemporáneas.


Proyecto: 
Federico Marino, arq.
Colaboradores:
Matias Llere, Sebastian Cipolloni.
Asesores:
Estructuras: Ing. Stescovich.
Inst. Sanitaria: Arq. Beverati.
Inst. Electrica: Ing. Ansaldo.
Inst. Termomecánica: Ing.Gaviño / Ing. Nieto.

Anterior
Siguiente
FEDERICO MARINO