Pabellón Argentino - Expo 2023
/

  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO
  • FEDERICO MARINO

Pabellón Argentino - Expo 2023

Sobre el sitio

El lugar destinado a la Exposición Internacional 2023, corresponde al heredado de la muestra Tecnópolis realizada entre los años 2011 y 2015, sobre un área de 50 hectáreas pertenecientes originariamente al Ejército Argentino y luego reconvertidas en espacios expositivos de ciencia, tecnología, arte y cultura, con fines educativos y divulgativos de las políticas de Estado de aquellos años.
Ubicado al límite de la Ciudad de Buenos Aires y junto a la Avenida de circunvalación Gral. Paz, el predio conserva vialidades preexistentes, una serie de pabellones de diversas superficies, un lago compensador próximo al acceso y especies arbóreas sobre el borde opuesto al acceso principal del complejo.
El paisaje así heredado se corresponde con áreas desocupadas, infraestructuras viales en desuso y ausencia de carácter, como así también un gran potencial latente, de gran centralidad, accesibilidad y disponibilidad de suelo.
El nuevo edificio para el Pabellón Argentino contempla la creación de su propio sitio, como parte constitutiva en la construcción conjunta de paisaje dentro del plan maestro de la exposición 2023.

Sobre la exposición y el legado

Muchas son las referencias históricas de exposiciones internacionales y mundiales como espacios totalizadores que en sus inicios contemplaban la participación de numerosos países invitados. Exposiciones que a lo largo de la historia han cambiado su carácter desde la inicial  ¨ Gran Exposición de los trabajos de la industria de todas las Naciones ¨ (Londres 1851),-que buscaba transmitir los valores de la era de la industrialización-, a etapas posteriores del siglo pasado que buscaban promover el intercambio y comunicación cultural entre naciones (Chicago 1933, New york 1964, Vancouver 1986, por mencionar algunas), para finalmente hacia fines del siglo 20 y principios de este siglo centrarse en el afianzamiento de la marca país como valor activo y diferencial frente a las demás Naciones (Brisbane 1988, Sevilla 1992, Shangai 2010, Milán 2015, entre otras).
En el siglo pasado las exposiciones fueron materializadas por artefactos arquitectónicos que intentaban reflejar los valores culturales, sociales, artísticos y tecnológicos de su época. Artefactos producidos, en muchos casos, por arquitectos e ingenieros luego reconocidos, y que han sabido persistir al paso del tiempo, a la demolición de las propias exposiciones o bien ser construidos en otros sitios y difundidos como valores culturales en si mismos y reivindicados como aportes importantes al patrimonio cultural mundial, (Cristal Palace 1851, Torre Eiffel 1889 y Pabellón de Barcelona 1929, son algunos ejemplos).
La Exposición 2023 plantea la construcción de una Nueva Tecnópolis, un espacio que albergará edificios de diversos fines que perdurarán luego de la exposición como legado y contendrán funciones acordes a la necesaria continuidad de políticas de Estado sobre la promoción y divulgación de los valores culturales, científicos, tecnológicos y sociales necesarios para el normal desarrollo y desenvolvimiento de nuestra sociedad.

Sobre el edificio Argentino

Entre las cualidades, condicionantes y potencialidades del sitio heredado y la concepción del legado arquitectónico, el nuevo edificio argentino de la Exposición 2023 asume su concepción como artefacto contenedor de espacios e instancias que logren satisfacer las demandas intercambiables futuras.
Una serie de plataformas apiladas sobre el podio de acceso (que da cuenta de las condiciones topográficas del predio), permite liberar una porción de suelo y recuperar el valor del cielo, al tiempo que promover espacios expositivos de diversas características, dependiendo de su nivel respecto de la plaza de acceso como espacio expositivo al aire libre.
El apilamiento de funciones implica eficiencia en el uso de recursos energéticos, económicos y espaciales al tiempo que promueve la contemplación del paisaje y la constitución del mismo, y el reconocimiento de éste por los visitantes en su recorrido ascendente y descendente de las muestras. Los espacios expositivos, como así también su sistema de circulación, no se conciben como cerrados, autónomos y desvinculados, sino como activos en su participación en la construcción del paisaje.
Una plataforma de acceso contendrá exposiciones e instalaciones al aire libre, un domo de proyecciones de 360 grados inmersivas (de estructura liviana geodésica desmontable), -concebido este último como una instalación de proyecciones visuales en si misma-, como así también una sala polivalente y los propios servicios de acceso del complejo.
Las plataformas apiladas –de estructura de hormigón nervurada- se caracterizan por su vinculación con los restantes espacios expositivos, de transición y exteriores. El espacio de la Sala Nro. 1 participa activamente y como lugar de observación sobre la Sala principal, mediante el dispositivo de palco corrido inmerso en el propio espacio ubicado sobre planta baja.
La Sala Nro. 2, por su parte, extiende su espacio a la cubierta verde exterior accesible de la Sala principal y sus visuales, mediante la mayor apertura de las láminas de aluminio desplegadas, obteniendo una vinculación de 360 grados del paisaje circundante.
La última plataforma del complejo la conforma un espacio de restaurante mirador con terraza como inicio o culminación del recorrido de los visitantes.
Todos los niveles restantes de plataformas participan también de la contemplación del paisaje, filtrado a modo de fondo de exposiciones, mediante láminas de aluminio desplegadas en diversos grados de apertura, según características de cada espacio. La incidencia solar y luz interior del edificio, le confieren la variabilidad de aspecto durante el día en su vinculación con el paisaje, la reducción de incidencia solar y el consecuente ahorro energético.
Las salas son de configuración intercambiable y de regulación de luz natural (oscurecimiento pleno) mediante dispositivos de cortinas sobre los cerramientos vidriados.
En definitiva, se concibe un edificio capaz de generar las condiciones para que múltiples actividades sucedan, que participa activamente en el paisaje, que busca establecer relaciones bilaterales mutuas con el entorno, al tiempo que promueve compensaciones con el lugar que ocupa, -mediante el recupero de la superficie utilizada a través de las cubiertas accesibles y estrategias sostenibles de diseño-, y por sobre todo, capaz de albergar políticas de Estado de continuidad al desarrollo social, cultural, tecnológico y artístico de nuestra sociedad.

Concurso Internacional Pabellón Argentino Exposición 2023
Proyecto: Federico Marino, arq.
Colaboradora: Sofia Fernandez Rosso, arq.
Asesor: Stescovich, Ing.

Anterior
Siguiente
FEDERICO MARINO